C05655048

DESCLASIFICADO – Departamento de Estado de los EE.UU. Caso No. F-2013-21120 Doc No. C05655048 Fecha: 2 OCT 2014

CONFIDENCIAL

JUNIO 81

ASUNTO: Visita de funcionarios del Departamento de Estado relativa a asuntos de refugiados

1. TEXTO ÍNTEGRO

2. RESUMEN: A lo largo de un día de reuniones y tres días de visitas de campo, los visitantes del Departamento de Estado (representantes de HA y RP) y el funcionario político conversaron con personal de la agencia de asistencia y con el Director de inmigración en Tegucigalpa, y realizaron inspecciones en los centros de refugiados en la frontera. Las condiciones e infraestructura de los campamentos siguen mejorando, pero los refugiados que viven en aldeas presentan problemas. Ni los militares ni el personal de asistencia tienen mucho control sobre el suministro de alimentos ni sobre la migración hacia dentro o fuera. El desvío de alimentos sigue siendo leve, pero las aldeas les dan a los guerrilleros puntos de descanso de acceso fácil. FIN DE RESUMEN.

3. COLOMONCAGUA. Los seis campamentos de Colomoncagua son los mejor mantenidos de la zona fronteriza. Hay una población estable de unos 4200 refugiados; los sitios tienen suficiente agua, terreno y leña, y están ubicados a aproximadamente 20 km de la frontera, lo que los hace más seguros. Los campamentos están bien atendidos por personal de asistencia a refugiados y coordinadores salvadoreños. Las condiciones sanitarias han mejorado, y se reportan muy pocas muertes; las enfermedades actualmente se deben principalmente a la mala alimentación y a la lluvia. Se sigue haciendo mejoras en el suministro de agua, las zanjas de drenaje y la carretera de acceso. Las relaciones del campamento con los militares han mejorado dramáticamente con la llegada de un nuevo teniente, que se ha puesto a disposición de los trabajadores de asistencia.

4. Se han resuelto dos problemas de las últimas semanas. A principios de mayo había 2000 refugiados en los pueblos de San Antonio y Santa Lucía, cerca de la frontera. Habían llegado con todas su posesiones, incluyendo alimentos para seis meses y ganado. Inmigración les dio 15 días para llegar a los campamentos o volver a El Salvador. La mayoría optó por la segunda alternativa. El segundo problema tuvo implicaciones más graves. Hace dos semanas, soldados del gobierno de Honduras sacaron a tres hombres de los campamentos y los llevaron al otro lado de la frontera. Más adelante se reportó su muerte. ACNUR presentó una protesta formal al gobierno de Honduras por esta violación del estatus de refugiados. El teniente hondureño a cargo fue reemplazado por un oficial con más experiencia. Ha habido un par de casos en los que militares hondureños devuelven por la fuerza a El Salvador a presuntos guerrilleros, pero la regla general es deportarlos a Nicaragua o Guatemala. Este incidente subraya la libertad que gozan los comandantes de cuarteles locales, pero también demuestra que el gobierno de Honduras responde a críticas de tratamiento cruel.

5. LA VIRTUD. En el campamento provisional en La Virtud hay 4000 refugiados. En la ubicación actual a orillas de un río, hay importantes peligros para la salud, pero el campamento permanente estará mejor ubicado. Una preocupación inmediata es mejorar el tramo 13 km de carretera de entre La Virtud y Valladolid. La maquinaria para hacer carreteras ha llegado a Valladolid, pero terminar el proyecto tomará por lo menos un mes. Una vez terminado, los tractores construirán una ruta de acceso al campamento permanente. El nuevo sitio está más lejos de la frontera y puede albergar a muchos nuevos refugiados. El campamento provisional es un modelo del ingenio salvadoreño. Se han colocado losas para hacer caminos, cavado zanjas de drenaje, y comenzado proyectos agrícolas con surcos de arado en terrazas e irrigación.

6. LAS ALDEAS. Entre 12.000 y 14.000 refugiados viven fuera de los campamentos, integrados a aldeas hondureñas. Esta es la situación favorecida tanto por los refugiados como por el personal de asistencia, ya que causa menos disrupción y se parece más a la vida en El Salvador. Sin embargo, hay problemas graves con esta situación. Hay poco control sobre las personas y los suministros. Los alimentos se entregan a las aldeas una vez por semana y son recogidos por jefes de familia de asentamientos alejados. Las aldeas están cerca de la frontera en áreas que se pueden patrullar con dificultad y únicamente durante el día. Conversando con tres familias, hablamos con un hombre que era probablemente guerrillero y había sido herido en el cruce del río Lempa, y con dos mujeres que dijeron que sus maridos habían cruzado para visitarlas durante el último mes. Una familia tenía un hijo que dijo que pensaba unirse a los guerrilleros pronto. La situación de vivienda en las aldeas también es deficiente. La mayoría de la gente vive en ranchos de zacate y plástico. ACNUR-CEDEN planean construir estructuras de bloques para albergar a las familias, pero el plan no ha avanzado porque la carretera es inadecuada para transportar cemento. No obstante, este tipo de vivienda no mejorará la seguridad. El comandante militar concordó en que estas son familias guerrilleras, pero opinó que el desvío de alimento era mínimo.

7. El representante de ACNUR concordó en que las aldeas presentan un grave problema y no quiso que se pusiera a ACNUR en posición de ayudar a los guerrilleros, ni siquiera de dar la apariencia de hacerlo. Concordó en que la solución podría ser poner a toda la gente, salvo los que están en las aldeas más remotas, en campamentos. Calculó que se necesitarían 4 millones de dólares adicionales.

8. La conversación con el Director de inmigración, Coronel Gutiérrez, se centró en los problemas que el gobierno de Honduras tenía tanto con los refugiados como con el personal de asistencia. Acusó a ACNUR de favorecer a los refugiados izquierdistas e ignorar a los nicaragüenses después de la caída de Somoza y ahora a los Miskitos. También acusó a los trabajadores de asistencia de simpatizar o ayudar activamente a la izquierda.

9. COMENTARIO: La única solución para el problema del refugio a los guerrilleros es poner a todos en campamentos y aumentar los controles. El costo será alto. La única otra posibilidad es trasladar a los refugiados mucho más al interior de Honduras. Pero el gobierno de Honduras teme que en ese caso los salvadoreños no querrán devolverse.

Download: C05655048